GRETA THUNBERG Y EL GLOBAL CLIMATE STRIKE.

Por:
Marco Osorio Avendaño

Greta Thunberg es una estudiante y activista sueca que con tan solo 16 años ha logrado llegar hasta todos los rincones del planeta con su mensaje de conciencia hacia el cambio climático. El 20 de agosto de 2018 en donde decidió no asistir a la escuela para protestar sentándose todos los días afuera de El Parlamento de Suecia debido a la ola de calor y los incendios forestales que estaban sucediendo en el país. Su demanda iba dirigida al gobierno para que redujeran las emisiones de carbono de acuerdo a lo establecido en el acuerdo de París.

Después de las elecciones generales de su país, Greta, siguió protestando cada viernes lo que capto la atención de jóvenes estudiantes no solo de su país, sino del mundo; inspirando a muchos marchar por el cambio climático. Desde diciembre del 2018 hasta la fecha, se han realizado manifestaciones en más de 270 ciudades en varios países como Alemania, Australia, Canadá, Reino Unido, Colombia, Chile, entre otros.

Gracias a la iniciativa de Greta, nació el creciente movimiento internacional estudiantil “Fridays For Future”, que se manifiesta para reclamar acción contra el calentamiento global y el cambio climático. El movimiento promovió una primera huelga a nivel internacional celebrada el 15 de marzo de 2019 y fue seguida en más de 2000 ciudades del mundo.

La segunda huelga se realizó el 24 de mayo de 2019 en más de 1600 lugares de 125 países del mundo. Pero estas no son, ni serán las ultimas promovidas por Greta y el movimiento “FFF”, el cual ha anunciado dos grandes huelgas mundiales para éste mes de septiembre de 2019. Una se realizará el 20 de septiembre, con tan solo tres días de anticipación a la cumbre climática de emergencia de la ONU celebrada en Nueva York, y la otra el día 27 de septiembre.

A esta gran ola de huelgas se le conoce como el “Global Climate Strike”, lideradas por jóvenes estudiantes que han despertado a gran parte del mundo para pelear por el futuro del planeta tierra. Cada vez la devastadora crisis climática empeora y nos precipitamos hacia puntos de inflexión peligrosos.

Nuestra casa está en llamas y son pocos los que están haciendo algo por el cambio. La crisis climática es una emergencia que se debe atender inmediatamente, pero no se está actuando así. Se deben hacer cambios en las industrias petroleras, de carbón y gas, para que no sigan cometiendo daños irreversibles.

La invitación para todos ahora es pensar en como nuestras acciones impactan el planeta en el que vivimos y cada día ser más consientes sobre el impacto que estas tienen y responsables con nuestras elecciones. Informarnos de lo que esta ocurriendo, la crisis climática, es un tema que nos toca de primera mano a todos. Trabajemos en equipo y aportemos